traqueobronquitis infecciosa canina

Protege a los perros frente a la tos de las perreras

La traqueobronquitis infecciosa canina, frecuentemente conocida como la tos de las perreras, es una enfermedad que se transmite fácilmente entre un perro y otro por contacto con un perro infectado. Por esto se le dio el nombre de la tos de las perreras, porque antaño era un síndrome que se transmitía mucho en estos lugares.

Actualmente, con el incremento de los perros como animales de compañía, el contacto de perro a perro es cada vez más frecuente. Esto se ve fomentado, además, por el mayor número de espacios e instalaciones habilitados para ellos.

Por eso, el contagio de esta enfermedad se ha trasladado a otros espacios como las zonas habituales de paseo, las zonas de recreo para perros, en las guarderías caninas o en estancias de viaje habilitadas para perros.

La traquobronquitis canina o la tos de las perreras es altamente contagiosa. Así, en estos momentos, hay lugares que se encuentran viviendo una epidemia de esta enfermedad.

No es una enfermedad altamente peligrosa si se trata a tiempo, pero puede presentar cuadros más severos en perros que se encuentren inmunodeprimidos. También puede presentar complicaicones en aquellos animales a los que no se les pone tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la tos de las perreras?

Los perros infectados por esta enfermedad respiratoria a menudo presentan:

  • Tos seca. Habitualmente es uno de los primeros síntomas por los que se detecta esta enfermedad. Una tos profunda y seca muy característica, que suele ser el principal motivo por el que los dueños acuden a la consulta. En ocasiones, si la tos es demasiado fuerte, puede terminar provocando el vómito.
  • Secreción Nasal. En muchos casos se observa mucosidad alrededor de la nariz.
  • Fiebre. Los animales afectados por la tos de las perreras, además de los síntomas previos, suelen presentar fiebre.
  • Estornudos. Además de tos, los perros afectados por la traquobronquitis canina suelen estornudar con cierta frecuencia.
  • Falta de Apetito. El animal puede perder el apetito y comer menos de lo habitual. Este es un síntoma fácilmente detectable para los propietarios.
  • Decaimiento. Es habitual que cuando se presenta un cuadro de traqueobronquitis canina el perro esté más apagado, que no esté tan activo o animado como de costumbre.

¿Cómo proteger a tu perro de la tos de las perreras?

La prevención es la mejor forma de combatir la tos de las perreras. La vacunación es, sin duda, la mejor de las vías.

Es recomendable que vacunemos a nuestros perros una vez al año, para garantizar su inmunidad. Si aún no los hemos vacunado, es importante hacerlo. Sobre todo en fechas como el verano. Pues, quizás por motivos de vacaciones, tengamos que dejar a nuestro perro en una residencia canina, si lo llevaremos en avión o si por tener más tiempo libre aumentaremos la frecuencia de los paseos y salidas a parques.

traqueobronquitis infecciosa canina como prevenir

Nobivac KC, vacuna contra la tos de las perreras

Novibac KC es una de las vacunas más utilizadas para inmunizar a los perros frente a la traqueobranquitis canina.

Se recomienda administrarla al menos 3 días antes de que el perro pueda encontrarse en una situación de riegos. Pues, la inmunidad es completa después de 72 horas de haber vacunado al animal.

Consulta con tu veterinario sobre la vacunación frente a la tos de las perreras y no dejes de inmunizar a tu mascota. La vacunación protege a tu perro y al resto de tu familia.