Nuevos animales de compañia

Pipetas para mamíferos exóticos: moxidectina/imidacloprid

El sector de la medicina veterinaria en nuevos animales de compañía (NAC) o animales exóticos está en auge.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en el periodo 2012-2015 se constató un aumento de más de un 110 % en el número de mamíferos exóticos (conejos, hurones y pequeños roedores) mantenidos en los hogares españoles. De modo que se registraron más de 900.000 conejos, 97.000 roedores y 143.000 hurones. Con este aumento se han incrementado también las exigencias de los propietarios en cuanto a la medicina preventiva practicada a sus animales. Por lo tanto, el veterinario debe estar al día para ofrecer un servicio de calidad en estas especies.

Las especies de pequeños mamíferos exóticos más habituales en la clínica veterinaria son el conejo (Oryctolagus cuniculus), hurón (Mustela putorio), cobaya (Cavia porcellus), chinchilla (Chinchilla lanígera), hámsters (varias especies), rata (Rattus norvegicus), jerbo (Meriones unguiculatus) y degú (Octodon degus), entre otros.

Las ectoparasitosis son algunas de las patologías que se presentan con más frecuencia en la clínica habitual y su prevención es necesaria en cualquier programa de medicina preventiva en pequeños mamíferos exóticos. Los parásitos pueden causar numerosos signos clínicos asociados a las lesiones epidérmicas, ulceración de la piel, o erosión de la superficie dérmica.

Ectoparásitos más habituales en mamíferos exóticos

Los ectoparásitos más frecuentes en estas especies son los ácaros excavadores, ácaros succionadores, ácaros de superficie, piojos, garrapatas y pulgas.

Sintomatología

La sintomatología varía en función del ectoparásito, la especie y la zona corporal afectada. Algunos animales pueden cursar sin sintomatología y ser portadores (como el caso de cobayas afectadas por Trixacarus caviae), otros pueden cursar con alopecia, dermatitis, eritema o prurito intenso. Suelen afectar con mayor intensidad a animales jóvenes, inmunocomprometidos o alojados en condiciones inadecuadas.

Prevención y tratamiento

La prevención y el tratamiento de las ectoparasitosis en mamíferos exóticos son un reto clínico ya que no existen productos registrados para su uso en estas especies en España. Salvo alguna excepción como el uso de las pipetas spot-on de moxidectina e imidacloprid en hurones para el tratamiento de la pulga Ctenocephalides felis (Prinovox®, Fatro). Por lo que el veterinario clínico y el propietario deberán ser conscientes de su uso off-label (uso sin registro). Pese a ello existen numerosas publicaciones que certifican la seguridad y la efectividad de otros productos antiparasitarios enterales, parenterales y tópicos en otras especies.

Se ha demostrado que el uso de pipetas spot-on y aerosoles es muy eficaz en estas especies. Se deben aplicar en la base del cuello para evitar que el animal pueda lamer el producto después de su administración.

Efectos secundarios

Algunos antiparasitarios de uso frecuente en pequeños animales pueden causar reacciones adversas en estas especies. El fipronilo en conejos, con numerosos efectos secundarios, como signos neurológicos e incluso la muerte, o la ivermectina en huronas gestantes ya que puede aumentar las malformaciones congénitas.

El uso de champús puede ser muy estresante para estas especies, por lo que su uso está desaconsejado en animales estresables o no acostumbrados al manejo.

Autor: Jordi Aguiló Gisbert (Dpto. Medicina y Cirugía Animal. Universidad Cardenal Herrera-CEU, Valencia

Fuente: https://fatroiberica.es/Pipetas para mamíferos exóticos: moxidectina/imidacloprid

Visita https://zootecniasl.com/