Ansiedad por separación perros

Ansiedad en mascotas por separación en vacaciones

La ansiedad por separación es un problema muy frecuente en las mascotas en las vacaciones de verano.

Si tu perro usualmente cambia su comportamiento cuando lo dejas solo en casa, probablemente padezca este síndrome. ¡Pero no te preocupes! Existen maneras de tratarlo y controlarlo para que puedas salir de casa sin que tu amigo de cuatro patas sufra.

Desde Zootecnia te explicamos qué es, cuáles son sus síntomas y te brindamos alguna soluciones para que sepas cómo combatirla.

Qué es la ansiedad por separación

La ansiedad por separación en perros es un estado de estrés que presentan algunas mascotas al separarse de sus propietarios. Por lo general los animales domésticos al estar en grupo se sienten seguros, protegidos, como si formaran parte de una manada. Por lo tanto, al verse coartada esta relación, los perros reaccionan.

Este síndrome afecta en su mayoría a aquellas mascotas que son más apegadas o están acostumbradas a estar siempre acompañadas, cuando reconocen la ausencia de sus dueños. En soledad, se sienten desprotegidos y con temor. Esta ansiedad la exteriorizan a través de diferentes comportamientos que no son habituales en su vida cotidiana, que influyen en su salud y en la relación con sus dueños.

Síntomas de la ansiedad por separación

Ahora bien ¿Cómo puedo saber si mi perro sufre de ansiedad por separación? Profundizaremos un poco más sobre este trastorno viendo en detalle algunos síntomas que pueden presentar nuestras mascotas.

Una de las pautas más comunes de este trastorno, es el ladrido excesivo. Al igual que los humanos cuando lloramos, los perros transmiten sus emociones a través del ladrido, el cual puede tener muchas variantes y significar diferentes cosas: a modo de llanto, aullido, quejido o incluso un ladrido fuerte, sostenido y constante.

Otro síntoma de la ansiedad por separación es el comportamiento destructivo que adquieren al estar solos. Morder objetos, romperlos, rasgar muebles e incluso abrir y esparcir la basura.

El hecho de que hagan sus necesidades dentro de casa o en lugares en los que habitualmente no lo hacen, también debemos asociarlo con este síntoma. Muchas mascotas lo exteriorizan a través de vómitos, diarreas, incluso falta de hambre y sed, lo que puede conllevar problemas de salud más serios.

Al detectar estos comportamientos inusuales, el humano suele frustrarse y enfadarse con la mascota, pensando que lo hace por diversión o como una travesura. Lo importante en estas situaciones es analizar y comprender por qué estar reaccionando de esta manera, para poder establecer las pautas y medios necesarios para poder tratarla y combatirla.

Ansiedad por separación: cómo combatirla

Para combatir la ansiedad por separación es importante comprender el factor que la activa, y cómo actúa nuestra mascota frente a eso, para poder aplicar las técnicas correspondientes.

En ocasiones, frente a ciertas rutinas habituales como agarrar las llaves, colocarse la chaqueta o el bolso, o ponerse los zapatos, los perros reconocen que sigue después: la salida de casa, sinónimo de angustia. Una práctica para combatirla, es que el perro sea consciente de que saldrás, comenzando el ritual de salida con anticipación para que se prepare para ello y no lo sufra.

Brindarle estimulación física y mental extra también ayudará a superar este miedo. Darle paseos diarios y prolongados, en los que corra y consuma energía, hará que libere estrés y al llegar a casa se sienta más relajado y cansado.

Durante nuestra ausencia, podemos dejarlo entretenido con juguetes que capten su atención, como cuerdas, huesos o dispensadores de comida.

Juguetes recomendados para tratar la Ansiedad por Separación de tu perro.

Debemos enseñarle que las salidas de casa son habituales y no son »malas». Por eso, al regresar, debemos felicitarlo y darle una recompensa por su buen comportamiento. Puede ser un snack, un momento de cariño o simplemente compartir su juego favorito: lanzarle la pelota. Lo importante es que exista un estímulo positivo para que comprenda que lo hizo bien.

Es fundamental que evitemos cualquier tipo de enfrentamiento y situación de castigo hacia el animal. Nuestras mascotas transmiten sus sentimientos y estados de ánimo a través de su comportamiento, y no podemos escarmentarlos porque se sienten estresados.

La ansiedad por separación es una conducta muy habitual en los animales domésticos, sobre todo en los perros. Es un problema tratable, que con tiempo, paciencia y disciplina puede solucionarse aplicando las técnicas anteriormente mencionadas.

Frente a casos más severos o que no mejoren con cambios de hábitos, es recomendable consultar con un especialista en conducta canina o adiestrador para que pueda brindarnos un tratamiento a medida.